El olvido de la sangre congoleña

27 11 2012
Fuente: Al Jazeera

Fuente: Al Jazeera

La República Democrática del Congo (RDC) sufre desde hace décadas episodios de violencia sucesivos. Las víctimas ocasionadas por el constante conflicto congoleño hacen que a día de hoy sea el más sangriento de la historia africana. En los últimos meses parece, lejos de apaciguarse, que las hostilidades vuelven a incrementarse, esta vez de la mano del movimiento M23 que se ha constituido como la milicia mejor preparada del país, poniendo en entredicho la capacidad militar y en general de gobierno del país africano . Su último hito fue tomar la ciudad de Goma, al noreste del país, en la región de Kivu[1]. En las próximas líneas se analizará las implicaciones de la ingente cantidad actores implicados: el M23, el gobierno congoleño, Ruanda y la ONU[2].

En primer lugar, ¿quiénes son la milicia del M23? Son antiguos milicianos de la guerrilla de Laurent Nkunda, el CNDP (Congreso Nacional para la Defensa del Pueblo) que se unieron al ejército congoleño el 23 de marzo del año 2009 en el marco del proceso de paz[3]. Este es el origen de su nombre. Tras tres años en el ejército regular, estas personas antiguamente lideradas por Nkunda volvieron a rebelarse[4], argumentando que el acuerdo se había roto por el incumplimiento congoleño. Conviene detenerse en la figura de su antiguo líder Nkunda, de etnia tutsi, fue arrestado en el año 2008 por la Corte Penal Internacional y posteriormente indultado por falta de pruebas. Se le acusaba de reclutar niños para fines militares, de violaciones y de numerosas masacres. Actualmente, se encuentra oficialmente bajo arresto domiciliario en Ruanda, si bien es sabido su conexión con el actual M23. No obstante, quien lidera esta reorganización de los subordinados de Nkunda es Bosco Ntaganda, alias Terminator. Su sobrenombre se lo ha ido labrando por los numerosos crímenes cometidos, sobre todo por el reclutamiento de niños soldados (como su predecesor), violaciones y persecuciones étnicas[5]. El vídeo creado por Human Rights Watch es extremadamente ilustrativo al respecto (Para ver el vídeo pincha aquí). Su fama ha hecho que el M23 intente ocultar su liderazgo.

Ruanda tiene una conexión muy relevante, no sólo por ser el país de origen de los líderes del M23, sino también por financiar, tolerar e incluso participar en ofensivas en la RDC. Además, tras el genocidio de Ruanda en 1994 miles de refugiados ruandeses huyeron a la región de Kivu, es decir la zona en conflicto actualmente. Evidentemente la practica totalidad de los refugiados eran tutsis, etnia compartida con los líderes del M23 y de la mayor parte de la población ruandesa. Cabe recordar en este momento que en África generalmente es más importante la pertenencia étnica que la nacionalidad.

La ONU tiene presencia desde hace varios años en la zona, constituyendo la misión (MONUSCO) más numerosa después de la de Ruanda. Su labor de apaciguamiento es muy reducido, si bien es destacable la labor de información que está realizando. Esta situación crónica es el paradigma de conflictos olvidados, no hay prácticamente ninguna cobertura informativa ni concienciación internacional. Es por ello que puede afirmarse que sin la labor de la ONU no podrían escribirse estas líneas, ya que es la única fuente fiable del conflicto.

Es evidente que este conflicto está lejos de erradicarse, es más, en los próximos meses se prevé una escalada de violencia, pues el “gobierno” congoleño ha movilizado sus tropas hacia la ciudad sitiada por el M23, por lo que la violencia está asegurada.  Desde aquí se pretende concienciar a nuestros lectores de la dramática situación en la RDC, el país olvidado.

 

David Jódar Huesca

 

Noticia y más información:

http://internacional.elpais.com/internacional/2012/11/26/actualidad/1353938400_760908.html

http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=25041#.ULUGRKXIZEQ

http://www.un.org/spanish/News/story.asp?NewsID=20224#.ULUGc6XIZEQ

http://www.hrw.org/news/2012/04/13/dr-congo-arrest-bosco-ntaganda-icc-trial


[1] Esta región hace frontera con Ruanda, un actor importante del conflicto actual, y es de las regiones más ricas en cuanto a yacimientos de Coltán, uno de los minerales más preciados hoy en día para la producción de baterías de smartphones.

[2] Además EEUU es aliado de Ruanda y junto a Europa el principal importador de los minerales de la zona de Kivu.

[3] La práctica de integrar antiguos disidentes y milicianos en el ejército nacional es muy extendida en África, la mayoría de las veces con consecuencias nefastas.

[4] Abril del 2012

[5] Pesa una orden de arresto de la CPI desde 2006.





Recursos minerales: la maldición congoleña (15.02.12)

15 02 2012

Lago Kivu. Fuente: NASA

Es bien conocida la riqueza natural de ciertos Estados africanos, pero no está tan extendida la repercusión que tiene esta riqueza natural sobre los mismos. El presente artículo pretende abordar de forma casi introductoria la problemática que suscitan los recursos minerales en el Congo, país centroafricano con vastas minas de diamantes, coltán, casiterita y wolframita.

Los yacimientos más importantes del Estado centroafricano se sitúan en la zona de Kivu, una región montañosa que rodea el lago con el mismo nombre. Es allí donde se extrae la amplia mayoría de los mencionados materiales. El coltán es esencial para cualquier aparato electrónico, la casiterita es un material que tratándolo aporta propiedades similares al coltán, si bien su precio es notablemente inferior, de ahí su importancia. Finalmente, la wolframita aporta el tungsteno, que supone el material principal para los filamentos de las bombillas. De la utilidad de los diamantes sobran las palabras.

Ahora bien, como puede comprobarse, los materiales mencionados son esenciales para la producción de artículos de uso cotidiano, sobre todo para los países más desarrollados, por lo que a priori podría caerse en la tentación de pensar que traen riqueza al Congo. Lejos de traer riqueza, los minerales han traído su desgracia. Grupos rebeldes de Ruanda, congoleños y ugandeses asolan la zona de Kivu esclavizando a los habitantes para extraer los preciados materiales. El Gobierno (por llamarlo de forma eufemística) congoleño decidió en el 2003, tras la guerra, militarizar la zona. Otro paso nefasto. Los militares[1] que acudieron a las regiones eran corruptos y estaban mal pagados, por lo que cabe entender lo tentador que resulta alargar la mano y coger los diamantes que se albergan en las minas. Por ello, los habitantes sufrieron más esclavitud con la diferencia de que en ese momento ya no trabajaban para un señor de la guerra, sino para una supuesta autoridad legítima, por lo que su escapatoria resulta imposible.

Recientemente, el Gobierno decidió desmilitarizar la región, pues sus militares eran de la misma naturaleza que los señores de la guerra. Evidentemente, los grupos rebeldes volvieron a tomar la zona. Por lo tanto, ¿se trata de un círculo vicioso de esclavitud?

Hay empresas que intentan evitar que estos minerales conflictivos sean utilizados en sus cadenas de producción a través de una coalición internacional, la EICC. Esto lejos de evitar el problema lo único que provoca es que se agudice el ingenio y que estos materiales pasen antes por algún país vecina y posteriormente sean igualmente revendidos. La solución tiene que ser evidentemente de otra índole. Cabe señalar que la ONU tiene como finalidades en su tratado constitutivo la administración de territorios en conflicto. Este tipo de control internacional ha sido utilizado numerosas veces, incluso en el caso del Ruhr[2], que era sin duda una región con una problemática semejante. ¿A qué se espera para actuar?

David Jódar Huesca

Link noticia: http://internacional.elpais.com/internacional/2012/02/14/actualidad/1329224647_395323.html


[1] Muchos de ellos son antiguos combatientes guerrilleros que tras la guerra se incorporaron al ejército congoleño. Multitud de ellos tienen una orden de busca y captura de la Corte Penal Internacional.

[2] En este caso se obligó a la Alemania derrotada a aceptar que el Ruhr pasara a ser controlado por una comisión internacional de los aliados vencedores. Finalmente esta comisión se disolvió al entrar en vigor la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA), germen de la Unión Europea.





República Democrática del Congo. Un reflejo de los problemas africanos.

12 12 2011

Un reflejo de África que plantea preguntas sobre la intervención de las organizaciones internacionales y las consecuencias del proceso de descolonización.

Tras conseguir la independencia de los belgas en 1960 se estableció el primer gobierno democrático en la Republica Democrática del Congo teniendo como presidente a Patrice Lumumba. El gobierno de Lumumba fue breve e inestable lo que provocó que cinco años después, en 1965, Joseph-Désiré Mobutu, apoyado por la CIA, derrocase al gobierno de Lumumba autoproclamándose presidente y centralizando el poder en su figura.

Durante la dictadura de Mobutu se producen una serie de ataques rebeldes en el 1977/78 para conseguir derrotar al dictador. Estos ataques estaban apoyados por fuerzas extranjeras, belgas, francesas y marroquíes. Ya en los 90 el ejército de Mobutu se levanta contras él. El levantamiento fue provocado por un incumplimiento de los pagos a los soldados por parte de Mobutu.

Este levantamiento provocó la intervención directa de los ejércitos franceses y belgas que llegarían hasta RDC en aviones norteamericanos para evacuar a todo el personal extranjero de Kinshasa, capital de la RDC. Aprovechando el descontrol dentro de la republica del Zaire, las tropas de Ruanda se adentraron en el país formando una coalición junto a Kabila (AFDL). Esta coalición se creó con el fin de echar a Mobutu. En el 1997 Mobutu se iría del país y Laurence-Désiré Kabila se autoproclama presidente con una gran parte de su personal en el gobierno perteneciente a las fuerzas de coalición con Ruanda. En los comienzos de Laurent Kabila se dividió el control del territorio, una parte controlada por Laurent Kabila, otra por Ruanda y otra por Uganda hasta que en el 1999 gracias a la intervención de la ONU se firmó un alto al fuego en Lusaka y se buscó crear un dialogo congoleño para crear un gobierno de transición hasta las elecciones. Los acuerdos de Lusaka fallaron y no consiguieron cumplir sus objetivos. Laurent Kabila entorpecería la intervención de la ONU y el diálogo congoleño pero en 2001 sería asesinando.

Le sucedió su hijo Joseph Kabila que quiso rectificar los fallos de su padre y reanudó las relaciones con la ONU reactivando su misión de paz conocida como MONUC y actualmente denominada MONUSCO. La RDC entre el 2002 y el 2003 firmaría los acuerdos globales e inclusivos de pretoria para conseguir la salida de las tropas ruandesas del territorio congoleño.

Un elemento destacable es la creación de una constitución “en funciones” en 2003 hasta que en 2006 se aprobase una nueva constitución y a mediados de ese mismo año se celebrarían las primeras elecciones democráticas, libres y con una pluralidad de partidos que hacía más de 40 años que no se celebraban.

La RDC ha sufrido una inestabilidad política y social desde su independencia de Bélgica. Ha sufrido dictaduras, guerras civiles, invasiones territoriales por parte de sus estados vecinos y ha sufrido durante mucho tiempo constantes violaciones de los derechos humanos. A parte de los problemas de transición ya nombrados anteriormente me gustaría destacar dos zonas conflictivas y claves en el impedimento a la estabilización de la paz y el progreso en la RDC.

Hablando de estas zonas conflictivas, el este y noreste de la RDC, me gustaría también abordar dos temas claves en la situación de la RDC: la intervención de la ONU y la explotación de recursos naturales para financiar a guerrillas.

La zona del este de la RDC, especialmente aquella cercana a Ruanda, es altamente inestable e impide la implantación de “les cinq chantiers” en esas zona. Les cinq chantiers son unas metas impuestas por la administración de Kabila para conseguir una mejora de las condiciones de vida en la RDC, esas metas son: educación, salud, infraestructuras, agua/electricidad y empleo. En esta zona existen dos grupos revolucionarios: la FDLR (Fuerzas de Democráticas para la Liberación de Ruanda) y la CNDP (Congreso Nacional para la Defensa de la Persona). El primer grupo revolucionario es el más peligroso y tiene una influencia del grupo rebelde de los Hutus. Estos grupos revolucionarios consiguen su financiación con el comercio y la explotación de recursos naturales. En esta zona destaca una operación en colaboración con la ONU: Kimia II. Finalizó en Diciembre de 2009 y digamos que su triunfo fue relativo. Por un lado el objetivo de acabar con la FDLR fracasó ya que la FDLR sigue existiendo pero la debilitaron en gran medida; más de 1000 muertos y más de 3000 repatriados a Ruanda. Pero durante la misión fallecieron más de 1500 civiles y las violaciones de los derechos humanos aumentaron. ¿Ha sido efectiva esta intervención de la ONU y la RDC? Relativamente si y relativamente no. Se ha dejado muy debilitado al mayor grupo revolucionario de la RDC pero en ello han perdido la vida más de 1500 civiles.

En la zona Noreste destaca el Ejército de Resistencia del Señor (ERS) un grupo rebelde perteneciente a Uganda. Este grupo se caracteriza por sus brutales ataques a la población. En los años 2009 y 2010 atacó a la zona del noreste de la RDC. En 2009 masacro a 321 habitantes de un poblado en Haut-Uele durante un ataque de 4 días. En esta zona también hubo cooperación entre la FARDC y MONUSCO, la operación trueno relámpago y Rudia II, dirigida a acabar con el ERS. El resultado de esta operación fue la desintegración de la ERS en pequeños grupos.

Como conclusión, las preguntas hechas con anterioridad están a la orden del día cuándo se habla de la ONU y su efectividad pero a la hora de hablar de la ella en la RDC podemos ver carencias en su actuación. Su relativa victoria en la lucha contra los grupos revolucionario levanta preguntas que cuestionan su intervención, ¿porqué no se centran más en el respeto a los derechos humanos? La violación de los derechos humanos en la RDC es flagrante, en periodo de guerra existe por ejemplo un 80% de violaciones y en periodo de paz un 24% de las cuales apenas un 2% son juzgadas y un 50% reciben asistencia médica. La ONU y sus misiones de paz trabajan para conseguir reducir estas cifras por ello se llevaron a cabo las operaciones conjuntas con la RDC para acabar con FDLR, ya que solo en la zona del este se produjeron 12,838 violaciones de un total de 17,507 en toda la RDC. ¿Son efectivas las operaciones de paz? en cierto modo sí.

Cuándo hablamos de la RDC, hablamos de un reflejo de África, ya que ella solo trata temas de los que sufre toda África, seguridad, derechos humanos, guerras civiles entre muchos otros. El tema de la seguridad en África es un tema muy delicado y complicado. África actualmente sufre de mucha inestabilidad política y de inseguridad tanto entre estados como dentro de los mismos. Algunos relacionan estos problemas con el proceso de colonización y de descolonización. ¿Es el problema de la seguridad en África un problema causado por los países colonizadores? Al igual que la inseguridad en África, el tema de las violaciones de los derechos humanos es otro tema, por desgracia, bastante común en África. Dentro de esas violaciones de los derechos humanos entran violaciones como la desigualdad entre sexos y la explotación infantil.

Actualmente en el norte de África estamos viendo como países como por ejemplo Egipto están logrando una democratización de sus gobiernos. África está cambiando y esto se refleja en las inversiones extranjeras que está recibiendo el continente. China es un inversor en potencia en la zona Africana, en la RDC y en otros países. Se puede ver estas inversiones como una ayuda y también la creación de empresas que trabajen en coalición entre África y sus inversores. Una ayuda hacia el progreso en el continente Africano.

Es por esto por lo que la RDC es un reflejo de África, ha sufrido guerras civiles, ha pasado por un proceso de democratización, existen violaciones de los derechos humanos, ha sufrido un proceso de descolonización y una dictadura y ahora es objeto de inversiones extranjeras. Estos son los problemas que tiene África y que poco a poco y de distintas formas estamos intentando solventar.

 

Pablo Alises García-Morato.

REFERENCIAS

-http://www.state.gov/r/pa/ei/bgn/2823.htm

-https://www.cia.gov/library/publications/the-world-factbook/geos/cg.html

-http://www.eumed.net/rev/china/08/mca.htm

-http://www.acp-eucourier.info/es/content/contratos-china-%E2%80%93-congo-rdc-un-caso-de-libro-para-lo-bueno-y-para-lo-malo-0

-http://www.un.org/es/peacekeeping/missions/monusco/








Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 736 seguidores