Pequeño pero matón

23 07 2012

Con este título se puede describir una vez más un conflicto territorial como tantos otros en nuestro planeta, que por pequeño e insignificante que parezca, afecta no sólo la seguridad y bienestar de los presentes ciudadanos afectados sino también aquellos que aún quedan por venir en generaciones futuras.

 El conocido diario francés Le Monde publicaba el 19 de julio de 2012[1] un artículo sobre las elecciones de una región del mundo bastante desconocida pero que a su vez sufre de alto el fuego intermitentes, elevados índices de migración, negociaciones bien intencionadas pero mal paradas y con un conflicto socio-histórico-religioso incluido. Podría ser cualquiera pero hoy GIN Revista pretende ilustrar al lector sobre la situación de Nagorno Karabaj (una república ex-soviética no reconocida pero con independencia de facto que cuenta con 145.000 habitantes, con capital Stepanakert).

 Nagorno Karabaj es un enclave de unos 4400 km2 (basado en el Óblast Autónomo creado por la Unión Soviética en 1923) en territorio azerí de población mayoritariamente armenia. Es útil recordar que Azerbaiyán es un país de mayoría turco-musulmana y que Armenia es mayoritariamente católica. En verdad, los armenios se distinguen por tener el primer reino cristiano en la historia, antes incluso de que el emperador Constantino promulgase el Edicto de Milán en el año 312 y generaciones antes de que el emperador Teodosio finalmente declaró el cristianismo como religión oficial del imperio romano tras siglos de persecución[2]. De ahí su perseverancia y devoción a la defensa de su cultura y tradiciones, pese a las pesadillas y desastres que han sufrido durante los siglos bajo las manos de tantos imperios (desde el romano-bizantino hasta el otomano). Bajo este último imperio, el pueblo armenio fue víctima de un vil genocidio, cuyo número de víctimas y admisión de los hechos siguen causando estragos en esta zona transcaucásica. Recientemente, Turquía y Armenia disfrutaron de un breve periodo de intento de reconciliación en 2009[3] pero malos rencores difíciles de olvidar y de reconocer han vuelto a envolver a estos dos países vecinos en una situación ya conocida de reciproca desconfianza y retórica (que incluye el cierre de su frontera). Y otro problema fue la necesidad de resolver el conflicto Nagorno Karabaj[4] antes de poder rematar un acuerdo fuerte.

 Parece que el pez se muerde la cola en un país conocido por sus genios emigrantes como Luther Simjian (que entre sus aproximadamente 200 inventos se encuentran el cajero automático y el simulador militar de vuelo[5]) o el más contemporáneo Avie Tevanian (creador del software Mac OS X). Este insólito fenómeno se explica por los conflictos generados en la región desde no sólo tiempos inmemorables pero sobre todo desde los ocurridos desde el principio del siglo XX. El ya mencionado genocidio luego generó una serie de eventos de tira y afloja entre la Unión Soviética y el territorio armenio que acabaría con la concesión del territorio del Alto Karabaj (Nagorno quiere decir alto o tierras altas en ruso y Karabaj proviene de una palabra antigua turco-persa que quiere decir jardín negro) a la administración azerí[6] (República Socialista Soviética de Azerbaiyán). Durante esta administración, varias fuentes revelan elementos de destrucción cultural armenia, provocando fenómenos demográficos a favor de los azerís.

 En 1988, empezaron comicios armados entre azerís y armenios restantes en la región de Artsakh (nombre de origen armenio para el Alto Karabaj) dado la voluntad de los últimos en unirse al país cercano pero no vecino de Armenia. Debido al resquebrajamiento de la Unión Soviética, Moscú no pudo ayudar a los azerís en su faena, dando una oportunidad al reciente Ejército de Defensa de Nagorno Karabakh para establecer una zona de seguridad, hoy en día bajo los auspicios y supervisión de organismos internacionales. Este ejército obtuvo reconocimiento por su capacidad de mantener el territorio ante situaciones adversas y desproporcionadas en términos de medios físicos y materiales. Pese a una postura pro-armenia en este análisis, hay que admitir que en 1993 se redactaron por parte de la ONU resoluciones para parar la intromisión de Artsakh en territorio azerí con la pretensión de crear una unión territorial con Armenia. Las victimas mortales de esta guerra se estiman entre 20.000 y 30.000 personas[7] y los desplazamientos de civiles por culpa del conflicto de ambas partes se calculan que superan el millón de personas (que aun no han podido regresar a sus hogares).

 Finalmente, la iniciativa de la Federación Rusa de un alto en fuego inició una serie de bases para la negociación del conflicto en 1994 (aunque eso no quiere decir que no ha habido intercambios de fuego intercalados desde entonces, como el de marzo de 2005; según Le Monde, una veintena de soldados han perdido la vida desde finales del 2011). Se puso fin oficial a una guerra pero se comenzó otra, reemplazando armas por iniciativas y proposiciones de resolución. Se creo el denominado Grupo Minsk de la OSCE, por el cual se creo un marco de diálogo y de propuestas, como las de los Principios de Madrid. El problema es que el Grupo Minsk ha propuesto como bases de resolución una serie de medidas que resultan perjudiciales para ambas partes (e.g. devolución del Alto Karabaj de territorios azerís y la creación de un pasillo armenio-karabají)[8]. También, el solapamiento con resoluciones de la ONU crean ahora un conflicto administrativo para resolver a fondo el problema.

 Para complicar aun más el tema, hablemos de intereses terceros en el conflicto que provienen de la situación geográfica en el que tiene lugar. La región transcaucásica se conoce como la frontera europea-asiática, muy rica en hidrocarburos y paso de oleoductos y gasoductos que provienen de Azerbaiyán hacia Occidente. La Unión Europea en el 2004 incluyo a los tres países de la zona (Georgia, Armenia y Azerbaiyán) en su política europea de vecindad para establecer y mejorar relaciones con estos países[9]. La OTAN tiene acuerdos individuales con cada uno de estos países en el marco llamado Euro-Atlantic Partnership Council (EAPC)[10]. Otro tema que quedaría por discutir sería el de la región de Najichevan, otro enclave pero esta vez azerí y rodeado mayoritariamente por Armenia e Irán. Para curiosos de la diplomacia, The Economist reveló el caso de reconocimiento Artsajiano de Kosovo pero que no fue correspondido por su contraparte por motivos estratégico-diplomáticos[11].

 A continuación de los comicios mencionados al principio de este estudio, tanto Le Monde como la prensa local (Azat Artsakh, creado por las autoridades locales) confirmaban la reelección de Bako Sahakyan con 66.7% del apoyo de los 99.190 electores. Según la BBC, fue el jefe del servicio de seguridad de esta república de facto. La oposición de Vitaly Balasanyan (un ex-general) llegó a conseguir un 32,5%. Azerbaiyán no reconoce este escrutinio. Por su parte, la jefa de la diplomacia europea Catherine Ashton reveló que no lo reconocería tampoco y declaró la necesidad de diálogo entre Armenia y Azerbaiyán para resolver el conflicto.

 Para concluir, cabe aclarar por parte de un servidor una máxima importantísima para entender el conflicto: la clara negación del estereotipado choque de civilizaciones por parte de Samuel Huntington. Los conflictos son de naturaleza más carnal que espiritual y la última se llama para justificar las causas y negar los de primera naturaleza (e.g. económica, territorial,…). La religión y cultura, con la omnipresencia del delirio de la ignorancia, pretenden justificar un fin sin escrúpulos, aunque ninguna religión como propulsora del amor entre hermanos y hermanos podría hacerlo. También, ciclos de violencia hay que cortarlos de raíz para dar un alto a sucesivos círculos viciosos que pueden afectar las generaciones futura. Por tanto, hasta que no haya verdadera voluntad de ambas partes de sentarse juntos (sin la intervención de mediadores, que han causado confusión burocrática en la resolución del conflicto) y comprender sus posturas, olvidando y perdonando mutuamente los desafortunados encontronazos en el pasado, este conflicto quedará como tantos otros archivados. Y es que a lo mejor interesa, por la presencia de los ya mencionados recursos hidrocarburos en la región.

 Cecilio Oviedo 

Bibliografía

Badie, Bertrand; Vidal, Dominique (2012): El Estado del Mundo 2012, ediciones Akal.

El Atlas de Le Monde Diplomatique (2004), ediciones Cybermonde.


[1] Le Monde y AFP (2012). Le Nagorny Karabakh élit son dirigeant sur fond de tensions [artículo en línea].  Le Monde [22/07/2012]. Link: http://www.lemonde.fr/europe/article/2012/07/19/le-nagorny-karabakh-elit-son-dirigeant-sur-fond-de-tensions_1735484_3214.html

[2] Enciclopedia del Estudiante, Volumen 7, Historia Universal (2005), editorial Santillana, Madrid.

[3] Sebnem Arsu (2009). Turkey and Armenia to Establish Diplomatic Ties [artículo en línea]. The New York Times (31/08/2009). Link: http://www.nytimes.com/2009/09/01/world/europe/01armenia.html?_r=2&hp

[4] Conocido localmente como Artsakh

[6] http://www.gandzasar.com/nagorno-karabakh.htm (acceso 22 de julio de 2012). Página web oficial de Gandzasar, monasterio apostólico de la Iglesia armenia en el Alto Karabaj

[7] http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/country_profiles/3658938.stm#facts (acceso 22 de julio de 2012). Para un informe resumido y didáctico del conflicto, se recomienda su lectura


Acciones

Information

2 responses

15 09 2012
Cutting-and-chopping relations: Who wants a piece? « GIN

[...] of Nagorno-Karabakh, already discussed in GIN Revista (Spanish); for more information, please visit http://ginrevista.com/2012/07/23/pequeno-pero-maton/). Armenia refused to take part in the event when Azerbaijan was the hosting country in 2012. [...]

13 06 2013
Shayna

Hi there, just became alert to your blog through Google, and found that it’s truly informative. I am gonna watch out for brussels. I’ll be grateful if you continue this in future. Numerous people will be benefited from your writing. Cheers!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 717 seguidores

%d personas les gusta esto: